Sobre Caladryl

Caladryl es un producto que calma la picazón, refresca la piel y produce un alivio inmediato. Suaviza, desinflama y soluciona los problemas de irritación de la piel. Es una solución para cualquier miembro de la familia. Caladryl te ofrece bienestar, protección y cuidado, por eso es bueno tener siempre a mano Caladryl. Hay un Caladryl para cada necesidad, encontrá el tuyo.

Información
de interés

PICADURAS

¿Cuáles son las picaduras más comunes? ¿Cómo podemos identificarlas y tratarlas?

Las picaduras más comunes pueden ser provocadas por mosquitos, moscas, pulgas y garrapatas, chinches, hormigas rojas, abejas y avispas.


Mosquitos

Suelen habitar cerca de lugares con depósitos de agua (pozos, lagos, piletas para pájaros, etc.)

Su picadura es una de las más comunes, puede causar comezón y se inflama un poco, pero a los pocos minutos la molestia disminuye. En su mayoría son inofensivas, pero en otros casos pueden transmitir enfermedades como el Dengue, el zika o la chikungunya. Por eso ante síntomas como la fiebre, la fatiga y el malestar general se debe acudir de inmediato a un médico.


Pulgas y Garrapatas

Las picaduras de pulga se pueden identificar por la presencia de varias protuberancias pequeñas que se agrupan. Las pulgas se encuentran comúnmente en pisos y alfombras, y es más probable hallarlas en hogares con presencia de mascotas. Su picadura es similar a la de la chinche, pican muchas veces en fila o grupo. Su forma es de roncha, y el picor es prácticamente instantáneo tras la picadura. Las garrapatas suelen ocultarse entre el cabello o la piel para poder alimentarse de la sangre del huésped. Se recomienda removerlas tomándolas de la cabeza con la ayuda de unas pinzas, y tirando suavemente hacia afuera.


Chinches

A las chinches se las encuentra generalmente en las fisuras de las paredes o de los pisos, los muebles y en las sábanas de cama, o en el colchón. En zonas cálidas o áridas es más común que se alojen en estos sitios. Sus picaduras se caracterizan por ser de color rojizo, estar distribuidas en zigzag y se asocian a una urticaria intensa.


Hormigas rojas

Este tipo de picaduras provoca dolor inmediato y sensación de ardor, seguida de hinchazón (que puede ser leve o más notoria) y la aparición de un líquido transparente en el área de la picadura.

Las hormigas rojas atacan por lo general a extraños que invaden su zona o recorrido y se les encuentra comúnmente en zonas con césped, jardines o parques.


Abejas y avispas

Pueden encontrarse muy cerca de flores, arbustos, áreas de picnic o playas. Las picaduras son muy molestas y dolorosas, pero por lo general no son un gran problema a menos que la persona que la haya sufrido sea alérgico o haya sido picado varias veces. En la mayoría de los casos terminan con una roncha roja dolorosa que puede tener un punto blanco en el centro.

Si se presentan síntomas como hinchazón de la garganta, dificultades para respirar, náuseas, vómitos, o fiebre, debe concurrirse al médico de manera inmediata.


¿Qué hacer frente a una picadura?

  • Lavar la zona afectada con agua y jabon.
  • Cubrir la zona con hielo durante 10 minutos y repetir el proceso.
  • Observar la picadura por varios días por si se presentan señales de infección.
  • Si la picadura produce reacciones graves (inflamación de la cara y/o boca), o dificultades para respirar) consultar al médico.

ERUPCIONES

¿Qué son las erupciones y cómo reconocerlas? ¿Cuáles son sus causas? ¿Cómo tratarlas?

En algún momento u otro casi todas las personas han experimentado una erupción cutánea. Éstas pueden ser ocasionadas por diversos factores. Se caracterizan por marcas rojas o puntos en la piel que generalmente pican. A menudo las causas de las erupciones cutáneas pueden determinarse a partir de las características visibles de la erupción y de los síntomas que la acompañan. Existen muchas causas diferentes de erupciones cutáneas, incluyendo las infecciones virales, la exposición a las plantas, al frío, al calor, situaciones vitales que causan ansiedad o las alergias. Pueden aparecer muchas erupciones en la piel similares que pueden ser confusas a la hora de distinguirlas.

Es muy importante observar sus características, ya que pueden ayudarte a saber cómo tratarla, y en los casos más severos recurrir a una consulta con el médico.

  • Observar la coloración de la erupción cutánea.
    Las erupciones pueden aparecer en una amplia variedad de colores, incluyendo el rojo brillante, el rosa y el marrón. Fijarse en el color de la erupción puede ayudarte a determinar su causa. El sarampión comienza como una erupción roja brillante que se convierte en marrón cuando se extiende. La varicela tiene un color entre rosa claro y medio. La urticaria tiene un color entre rojo y púrpura. Es fundamental revisar la piel de forma regular para buscar señales de cualquier cambio de coloración y darle aviso al médico.

  • Observar la erupción cutánea en busca de señales de fluido o costra.
    Muchos tipos de erupciones no producen ningún líquido o pus. Si tu erupción contiene fluido, ampollas llenas de pus o aparecen costras, es posible que haya sido causada por una infección vírica como la varicela, una enfermedad autoinmune como la psoriasis o una reacción alérgica. Si la erupción está causada por la varicela, es muy contagiosa y el paciente debe evitar el contacto con otras personas. Si está originada por una reacción alérgica, buscar ayuda médica de inmediato (sobre todo en el caso de que esté asociada a dificultad para respirar o inflamación de la cara y la boca). Ciertas reacciones alérgicas pueden ser complicadas.

  • Localizar en qué zona aparece la erupción.
    Ciertas erupciones se localizan en un lugar particular del cuerpo. La urticaria, por ejemplo, suele aparecer alrededor de los tobillos y del empeine. Los herpes aparecen alrededor del abdomen y del pecho. El sarampión comienza en las mejillas y lentamente se extiende hacia el cuello y sobre el pecho. Observar en el transcurso de los días qué sucede en la zona de la erupción y cualquier cambio o migración que ocurra. Esto podría ser útil a la hora de identificar el origen de la erupción.

Los médicos clínicos, de familia o generalistas manejan sin problema las erupciones cutáneas habituales. En el caso de los trastornos de piel que no responden al tratamiento puede ser necesaria una interconsulta con un dermatólogo.


Cuidados de la zona afectada:

La mayoría de las erupciones simples mejorarán con un cuidado suave de la piel y evitando la aplicación de substancias irritantes.

  • Evitar rascarse la piel.
  • Utilizar la menor cantidad de jabón posible. En su lugar, use productos de limpieza suaves.
  • Evitar aplicar lociones o ungüentos cosméticos directamente sobre el salpullido.
  • Utilizar agua tibia (no caliente) para la limpieza y seque dando palmaditas (no frotando).
  • Dejar de utilizar cualquier cosmético o loción que haya añadido recientemente.
  • Dejar la zona afectada expuesta al aire tanto como sea posible.

QUEMADURAS

¿Cómo reconocerlas? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Qué cuidados debemos tener?

Se llama así al enrojecimiento de la piel que ocurre después de exponerse al sol o a otro tipo de luz ultravioleta. La quemadura solar se presenta cuando el grado de exposición al sol o a una fuente de luz ultravioleta excede la capacidad de la melanina para proteger la piel. La melanina es la coloración (pigmento) que protege la piel. Una quemadura solar en una persona con piel muy clara puede ocurrir en menos de 15 minutos de exposición al sol del mediodía, en tanto que una persona con piel oscura puede tolerar la misma exposición por horas.

Es posible que los primeros signos de una quemadura solar no aparezcan durante unas cuantas horas. El efecto total para la piel puede tardar en aparecer 24 horas o más.

Los posibles síntomas incluyen:

  • Piel roja y sensible que está caliente al tacto.
  • Ampollas que aparecen de horas a días después.
  • Reacciones graves (algunas veces llamadas alergia solar), incluyendo fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea.
  • Peladura de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar.
  • Los síntomas de la quemadura solar normalmente son temporales. Sin embargo, el daño a las células de la piel con frecuencia es permanente, lo cual puede tener efectos serios a largo plazo, que incluyen cáncer de piel. Cuando la piel empieza a ponerse dolorosa y roja, el daño está hecho. El dolor es peor entre las 6 y 48 horas posteriores a la exposición al sol. La exposición al sol puede causar quemaduras de primero y segundo grado.

Es importante tener en cuenta que:

  • El cáncer de piel por lo regular aparece en la adultez. Pero es causado por la exposición al sol y quemaduras solares que empezaron temprano en la niñez.
  • Los bebés y niños son especialmente sensibles a los efectos quemantes del sol.
  • Las personas de piel clara tienen mayor probabilidad de sufrir una quemadura solar. Pero incluso la piel oscura y negra se puede quemar y debe protegerse.
  • Los rayos del sol son más fuertes durante las horas de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. Los rayos del sol también son más fuertes en las grandes altitudes y latitudes bajas (más cerca de los trópicos). El reflejo del agua, la arena o la nieve puede intensificar los rayos solares que causan quemaduras.

Cuidados posteriores:

  • Tomar un baño o una ducha fría o colocar trapos frescos y húmedos sobre la quemadura.
  • No utilizar productos que contengan benzocaína o lidocaína. Estos pueden causar alergias en algunas personas y empeorar la quemadura.
  • Si se presentan ampollas, los vendajes secos pueden ayudar a prevenir la infección.
  • Si la piel no presenta ampollas, se puede aplicar una crema humectante para aliviar la molestia. No usar mantequilla, vaselina ni otros productos a base de aceite. Estos pueden bloquear los poros de manera que el calor y el sudor no pueden escapar, lo cual puede provocar una infección. No tocar ni arrancar la capa superior de las ampollas. 
  • Las cremas con vitamina C y E pueden ayudar a limitar el daño a las células de la piel.
  • Se debe usar ropa holgada y de algodón.
  • Beber mucha agua.

LA CARICIA QUE
ALIVIA

Productos
y usos

Uso de productos

Crema

Ideal para aliviar todo tipo de picaduras

- Recomendada para picaduras de insectos.
- Alivia efectivamente la picazón.
- Práctica aplicación.
- Presentaciones disponibles: original e incolora.


VER PROSPECTO VER PROSPECTO INCOLORO
Uso de productos

Loción

Ideal para aliviar erupciones

- Recomendada para erupciones y quemaduras leves.
- Brinda una sensación de frescura a la piel.
- Práctica aplicación.
- Presentaciones disponibles: original e incolora.


VER PROSPECTO VER PROSPECTO INCOLORO
Uso de productos

Spray

Ideal para aliviar quemaduras leves

- Recomendado para irritaciones generales de la piel.
- Práctico, efectivo y rápido.
- Efecto refrescante.
- Presentaciones disponibles: original e incolora.


VER PROSPECTO